29 nov. 2010

Espacio interior










También descubrí en la Bienal a la fotógrafa italiana Luisa Lambri. Sus fotografías son de interiores de arquitectura moderna y las ventanas un tema principal de ellas.
En sus fotografías la luz que entra por las ventanas construye espacios geométricos puros, abstractos y silenciosos pero a la vez familiares, gracias a los elementos arquitectónicos domésticos. Así nos sitúa dentro del espacio de la fotografía. No suele mostrarnos lo que hay al otro lado de la ventana, y cuando lo hace es convirtiéndolo en un plano más de la composición, desdibujándolo, enfatizando el papel de marco al exterior que supone la propia ventana. Me recuerda a la habitación de Van Gogh. Tanto en unas como en otro, las ventanas son el límite entre lo de fuera y nosotros.

28 nov. 2010

le balto

Marc Pouzol, Véronique Faucheur y Marc Vatinel son atelier le balto, un grupo de arquitectos y paisajistas afincados en Berlin. Les gusta definirse con el término "jardinistas", que es la suma de las palabras jardinero+artista, y dicen mucho de su manera de trabajar entre la obra de arte y el trabajo también manual del jardinero. En cada intervención hay que mancharse las manos de tierra.

Consideran el jardín como una etapa del trabajo. Crece y se desarrolla en el tiempo, y es esto lo que les interesa, más que el resultado final. Sus obras suelen encontrarse en zonas no construidas y vacíos, y aprovechan los elementos existentes propios del lugar donde se trabaja. De esa manera, su trabajo es coherente con la zona en la que se asienta, y sin embargo se relaciona con todos sus otras intervenciones. Atelier le balto presenta su obra en constante movimiento como un archipiélago de islas conectadas, algunas emergentes, otras ya sumergidas. Existe una página web en la que se muestran las islas en su estado actual: www.lebalto-archipelago.eu







Son mis nuevos héroes. Sus jardines ponen de manifiesto de una manera crítica el papel necesario del espacio verde en la ciudad, y la forma de desarrollarlos de manera sencilla. Buscan la participación de todos los implicados en el proceso de elaboración del paisaje, tanto de los jardineros-arquitectos como del público en general. En Temporären Gärten, cada año se invita a participar a distintos profesionales y estudiantes con el fin de llenar de pequeñas, o no tanto, intervenciones en la ciudad de Berlin. Es cada transeúnte el que debe descubrirlas.
A destacar también su jardín junto al Palais de Tokyo, un jardín salvaje construido en dos semanas, o los jardines-pasarelas. Además, tienen una técnica gráfica bonita y convincente. Creo que ya escribí por aquí que para ellos el dibujar un jardín ya es una intención de proyecto de paisaje.


Recomendable el libro Archipel: l'arte di fare giardini. También están en un par de números de Paisea, Kulturgärten  (nº9) y el Jardín doméstico.

25 nov. 2010

El omnipaisaje

(...) La circulación vertiginosa de imágenes-paisaje en la conciencia y los medios y la práctica turística contemporánea parece dar la razón a esta hipótesis. El paisaje como lugar común por excelencia (el paisaje de evasión, el paisaje-postal, el paisaje onírico, el paisaje exótico, etc.) parecen corresponder perfectamente a la idea de un valor estético medio (...)
No debemos olvidar la implicación cultural e ideológica de la oposición auténtico/no auténtico. Criticar la no autenticidad del paisaje hoy en día implica la existencia de un punto de vista apto para definir un paisaje auténtico. Auténtico será un paisaje que sorprenda al individuo y no a una colectividad o a través de una consciencia colectiva, un trozo de naturaleza descubierto y no reconocido.


Michael Jakob, El paisaje.

Michael Jakob

La editorial española Siruela ha publicado este año el libro El jardín y la representación: pintura, cine y fotografía, de Michael Jakob, en la colección Biblioteca azul. No puedo recomendar el libro porque no lo he leído, pero sí he podido leer El paisaje, del mismo autor, y El jardín y la representación ya forma parte de mi wishlist. En el libro de Siruela el autor analiza la relación entre el jardín y su representación.
Jakob es teórico del paisaje y la arquitectura, profesor en la Haute Ecole du Paysage de Ginebra, y director de la revista Compar(a)ison.

24 nov. 2010

En ningún lugar como


La casa en Comporta, de Manuel y Francisco Aires Mateus se presentó en el evento colateral de la Biennale llamado No place like, como una de las representaciones de Portugal. Se trata de una obra de rehabilitación de cuatro pabellones que albergan las estancias de la casa. La construcción tradicional de caña y madera evidencia el carácter esencial de esta arquitectura, igual que el dejar que sea la misma arena de la playa el pavimento de los pabellones de madera y caña. Arquitectura mínima en su materialidad pero de raíces profundas; arquetípica. Silenciosa, liviana y necesaria. Un gesto que acerca al hombre al territorio, de manera literal y poética.
La película que se proyectó sobre esta casa, del joven realizador  Joao Salaviza, sirvió de vehículo para mostrar la nueva casa de Adán. 
Este mes aparece publicada en la revista Casabella nº 795, acompañada además de un texto escrito por Campo Baeza, Con los pies desnudos.




P.D: El corto de Salaviza Arena galardonado con la Palma de Oro en Cannes en 2009, aquí.

23 nov. 2010

5

1) El jardín es un lugar para vivir. Pasear por el jardín y pasear entre los jardines.


2) El jardín es un lugar para sentir. ¡Lo que hay enmedio!


3) Eslogan: ya el dibujo de un jardín es un acto de fe.


4) El jardín está vivo.


5) Actúa como un jardinero. Sé parte del proceso.


Atelier le balto.

22 nov. 2010

Clément

En el Manifiesto del Tercer Paisaje, el teórico y paisajista francés Gilles Clément hace una defensa del dejar hacer a la naturaleza como medio de construcción del paisaje. El tercer paisaje está integrado por toda la variedad de territorios o espacios abandonados, donde realmente se desarrolla la vida, es decir, se trata de microcosmos. No hace distinción de escala a la hora de hablar de este paisaje, el cual se desarrolla en los límites entre terrenos diversos. Espacios desechados, descartados y abandonados. Estos límites no son bordes duros, se trata más bien de bandas colonizadas por diversas especies animales y vegetales, auténticas reservas biológicas. Así, el paisaje es entendido como un devenir, siempre en transformación.

Llegar a Italia y darme de morros con la teoría de este señor, ha sido todo uno. Su razonamiento es sintético y claro y por eso mismo resulta tan necesario a día de hoy. Elude hablar de los términos sostenibilidad o ecología conscientemente. Dice, y cito de memoria, que para la ciudad [la arquitectura] no construir es no ser, exactamente lo contrario al paisaje que defiende. Sin duda debemos repensar cuál es el papel del arquitecto y el paisajista en el presente y en el futuro, y cuáles son las alternativas a la ocupación infinita de suelo. Porque así nos va. 

En castellano existe el mencionado libro, editado por GG. Se pueden encontrar más textos en francés y en italiano, además de notas y diversos escritos sujetos a copyleft en su página web: http://www.gillesclement.com/index.php
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...